La Mantilla en Semana Santa

En: Mantillas y Velos En:

La mantilla, cuyo origen es difuso y algunos sitúan en los iberos, está considerada como una prenda española, que se popularizó en el siglo XIX y se usaba en señal de luto y en las procesiones de Semana Santa, como conmemoración de la pasión y muerte de Cristo.

La Reina Isabel II, muy aficionada al uso de tocados y diademas, empieza a popularizar el uso de la mantilla, costumbre que pronto adoptan las mujeres más cercanas a ella. Las damas cortesanas y de altos estratos sociales, comienzan a utilizar esta prenda en diversos actos sociales, lo que contribuye, en gran medida, a darle un aire distinguido, tal y como ha llegado a nuestros días.

En las procesiones y actos litúrgicos de Semana Santa, las mujeres se visten con mantillas y peinetas negras, guantes y medias y rosarios en las manos, y recorren las iglesias en las que están las imágenes de las cofradías o hermandades que saldrán en procesión durante la Semana Santa. Las pertenecientes a las parroquias visitadas saldrán también en procesión tras los pasos.

Teniendo en cuenta el tipo de encajes se puede encontrar la mantilla de Chantilly con encaje y el tul muy fino y que suelen ser diseños de flores, lazos, guirnaldas… Otro tipo de mantillas son las de blonda, de las que más vemos en Semana Santa. Se confecciona el tul y sobre él se borda. Son bordados que se caracterizan por ser hechos con hilo de seda y que resaltan sobre el tul. Este tipo de mantillas también se caracterizan porque al final forman amplias ondas también conocidas como punta de castañuela.

La mantilla deberá contar con el largo adecuado a cada persona. Por la parte delantera, deberá contar con un largo hasta la altura de las manos, y por la parte trasera, unos dedos por debajo de la altura de la cadera.

Otro de los elementos clave para la indumentaria de la mujer que se viste de mantilla es la peina, teja o peineta. Con la mantilla negra siempre es conveniente usar una peina en tono oscuro.  El broche se sujeta en la peina por detrás para sostener la mantilla.

La mujer que viste de mantilla en Semana Santa debe llevar medias negras de cristal. Y en cuanto al calzado, se recomienda un tacón medio de tipo salón negro. También se puede llevar un bolso pequeño en negro.

En Borca encontrará un amplio surtido de mantillas bien a máquina o a mano bordadas en seda para vestir en los actos religiosos y en procesiones. Asimismo disponemos de los complementos necesarios para lucir la mantilla: peinetas y broches y por supuesto la ayuda profesional para encontrar y vestir su mantilla perfecta. Le invitamos a que nos visite sin compromiso en nuestra tienda física de Marqués Viudo de Pontejos, 2 Madrid.

En la misma categoría

Relatado por Etiquetas

    Comentarios

    Deje su comentario

    Top