El arte del bordado en mantelerías

En: Mantelerías En:

Origen del uso del mantel. Se tiene constancia del empleo del mantel o tela para cubrir la mesa desde la época de la Antigua Roma, uso que extendieron en los territorios conquistados. De manera especial por su interés se conserva el lienzo que cubría la mesa de la Ultima Cena, que según la tradición se encuentra en la catedral de Coria (Cáceres).

Mantel de la Ultima Cena (catedral de Coria)

Ya en la Edad Media los manteles decorados con bordados cobraron relevancia y se utilizaban frecuentemente. Se convirtieron en objeto imprescindible de las casas, debido a que eran una marca de nobleza. En la época victoriana se utilizaban manteles con tejidos densos, pesados con colores vistosos que normalmente llegaban al suelo.

Un mantel bordado a mano es la manera de cubrir la mesa en los grandes acontecimientos como una auténtica obra de arte. Existen manos artesanas que con muchísimo esmero realizan verdaderas obras de artesanía con diferentes técnicas. Hoy en día los manteles están elaborados normalmente en algodón o en mezcla de algodón y poliéster para su mejor limpieza y plancha. También pueden usarse otros tejidos como el hilo o el lino.

Mantelería de Lagartera, población toledana que desde hace varias generaciones exporta sus bordados artesanales.

Mantelerías bordadas en organza u organdí. Se realiza con un tejido ligero de ligamento tafetán, parecido a la muselina, que se distingue por su aspecto rígido y su transparencia. Se puede colocar con un bajo mantel que haga resaltar el trabajo del bordado a mano.

Una mantelería bordada con motivos florales con mucho detalle, en punto de sombra, filtiré y realce se utiliza para resaltar un color concreto en la mesa. Se coloca sobre un bajo mantel de colores fuertes y el efecto puede ser asombroso. Son manteles únicos y exclusivos por la cantidad de trabajo que tienen.

Combinar una vajilla moderna o adornos florales o de cualquier otro tipo con este tipo de mantel tan tradicional consigue un efecto espectacular. El bordado en Richelieu, consiste en hacer una bastilla, con puntada pequeña, en todo el contorno del dibujo deseado, luego se recorta y festonea por partes, para que el motivo no se deforme.

Más tipos de manteles bordados a mano: el deshilado, bordado de aplicación o de sobrepuesto y bordado clásico en blanco (el más elegante).

Manteles decorados con puntillas, punto de cruz o algunos en labor hecha a filtiré, sobre lino, hilo o algodón 100%.

En Borca encontrará una gran variedad de mantelerías a máquina o a mano para decorar y vestir con elegancia su mesa. Mantelerías de uso cotidiano de fácil lavado y plancha y mantelerías para esas ocasiones especiales: celebraciones, aniversarios, Navidad, comidas o cenas formales…Y un amplio surtido de medidas y tejidos.

Comentarios

Deje su comentario

Top